Consejos, Mantenimiento piscinas, Tratamiento del agua

Disfruta de una piscina más segura siguiendo estos consejos

Niña feliz con un flotador disfrutando de una piscina segura.

La piscina es un espacio que nos ofrece múltiples posibilidades. Es el lugar perfecto para refrescarse y divertirse, para relajarse y desconectar o para hacer deporte y estar en forma.

 Además, las actividades acuáticas son beneficiosas a cualquier edad, desde bebés hasta nuestros mayores.

Para disfrutar de una experiencia de baño perfecta, desde Tiendas Piscina recomendamos siempre cumplir con todos los requisitos de seguridad y disfrutar al máximo del momento baño.

Primero debemos cuidar los elementos que permitan tener el agua en perfectas condiciones, mantenerla limpia en elementos que se depositan en la superficie como hojas o insectos y también eliminar gérmenes y bacterias mediante un buen mantenimiento, limpieza y niveles adecuados de pH, cloro, etc. De esta manera no tendremos molestias en la piel ni irritaciones en los ojos ni mucosas por lo que el baño será agradable y placentero.

Los siguientes consejos son para evitar posibles accidentes que puedan ocurrir durante el baño. Debemos seguir siempre unas pautas básicas de seguridad y con especial atención en la vigilancia de los niños, ya que nunca los debemos dejar solos y han de estar siempre bajo la supervisión y vigilancia de un adulto.

También es importante que los niños sepan nadar o de lo contrario tener a mano equipo adecuado para estos casos como brazaletes o flotadores.

En el caso de que ocurriera algún percance, tener a mano siempre un teléfono para llamar al servicio de emergencias y elementos como una percha salvavidas con mango o un flotador salvavidas.

Niño con manguitos saltando a la piscina, disfrutando de una piscina 100% segura.

Evitar que haya muchos objetos (flotadores, pelotas, boyas, colchonetas y otros juguetes) flotando en la piscina y revisar que trampolines y escaleras estén en perfectas condiciones.

Cuando no se está disfrutando de la piscina, otros elementos de seguridad muy eficaces evitan que algún menor se caiga dentro de la piscina por accidente.

Existen en el mercado vallas o cubiertas perimetrales. Pueden ser de diferentes alturas o telescópicas para que se adapten a nuestras necesidades. Deben cubrir completamente el perímetro del vaso de la piscina para que esté cerrada y sea inaccesible.

También se pueden instalar cubiertas de superficie que deben de estar formadas con materiales rígidos o flexibles y que soporten sobre ellas el peso de un adulto.

Otra opción muy extendida es la instalación de una alarma en la superficie del agua o alrededor de la piscina. Son alarmas capaces de detectar el cruce de un menor y activar una sirena como dispositivo de alerta.

Todos estos consejos y medidas preventivas son soluciones eficaces para que la experiencia de baño en la piscina sea perfecta y todos puedan disfrutar de momentos felices y refrescantes con toda la seguridad.